Recordar la traición. Mandatos militantes, subjetividad revolucionaria y quiebres en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) en Chile

Recordar la traición. Mandatos militantes, subjetividad revolucionaria y quiebres en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) en Chile - pdf for free download
Uploaded by: Maria Olga Ruiz
Category: Memoria Histórica

48182 downloads 77765 Views 556KB Size

Recommend Documents


Origen y evolución del movimiento de izquierda revolucionaria 1959-1970
Origen y evolución del movimiento de izquierda revolucionaria 1959-1970 - pdf for free download

Unión Nacional de Izquierda Revolucionaria (UNIR) - ANÁLISIS
El propósito de este texto es visitar algunas características que tenía el partido de la UNIR y establecer su

LA ESCISIÓN ENTRE LO INDIVIDUAL Y LO COLECTIVO EN LA MORAL REVOLUCIONARIA MILITANTE DE LA NUEVA IZQUIERDA
Los y las militantes de la izquierdarevolucionariaconstruyeronsubjetividadespropias

Las vidas de Juan Martínez en la Rusia revolucionaria
Reseña de Manuel Chaves Nogales, El maestro Juan Martínez que estaba allí, Barcelona: Libros del Asteroide, 20

Género e identidad revolucionaria en la poesía de Diana Morán
A la luz de la proliferación de obras literarias creadas por mujeres en los últimos diez años, resulta in

Anarquismo Budista: el Despertar de la Utopía Revolucionaria
* Escrito por el Maestro Maitreya SamyaksambuddhaRector de Maitriyana Buddhist University

La política revolucionaria de John Locke
La política revolucionaria de John Locke es una monografía sobre la filosofía política de uno de los

Sujeto(s), alteridad y polifonía. Acerca de la subjetividad en el lenguaje y en el discurso
Sujeto(s), alteridad y polifonía. Acerca de la subjetividad en el lenguaje y en el discurso - pdf for free download

Juventud antifranquista en el movimiento 15M. La reactivación de trayectorias militantes rotas
Este artículo aborda la participación de personas de mediana edad en el movimiento 15M, en especial l

El movimiento social por la educación en Chile: los límites de la política, movimiento societal y hegemonía
El 2011 signa un antes y un después con respecto a los movimientos sociales en varias partes del globo,

Story Transcript


Recordar la traición. Mandatos militantes, subjetividad revolucionaria y quiebres en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) en Chile1.

María Olga Ruiz

“Nadie puede apiadarse de la conciencia del traidor: sólo la tragedia” (Héctor Schmucler)

Abordar históricamente el tema de la traición en la militancia revolucionaria de los setenta en Chile, supone enfrentar variadas dificultades. Ante la escasez de investigaciones que den cuenta de lo sucedido con los militantes considerados quebrados, colaboradores y/o traidores, abundan las versiones mitificadas, los silencios (no tanto de los condenados como de los condenadores) y las mistificaciones que entorpecen la revisión crítica de una parte conflictiva de nuestra historia reciente y la elaboración de una memoria traumática. A estas alturas parece ser evidente que las pugnas entre memoria contrarias se despliegan no solo entre quienes apoyaron el terrorismo de Estado y quienes se opusieron a él; no únicamente entre aquellos sectores que han apelado al olvido de los crímenes como vía de pacificación social y estabilidad política, y los que reclaman memoria y justicia como únicas formas que aseguran un nunca más a la violación sistemática de los derechos humanos. Los conflictos por la re-interpretación del pasado y, en este caso, el modo en que se recuerdan y representan las historias de traición y colaboración que se anidan conflictivamente al interior aquellos sectores que identificamos como emprendedores de memoria2. Todo grupo o comunidad –y

1

Publicado en: Anuario Lucha Armada en la Argentina, Editorial Ejercitar la Memoria, Buenos Aires, Argentina 2010, pp. 34-43. 2 Ver Elizabeth Jelin (2002), Los trabajos de la memoria, Editorial Siglo XXI, Madrid y Buenos Aires.

1

obviamente la de las víctimas- despliega procesos de encuadramiento de memoria, relegando a un lugar periférico (u “olvidando”) ciertos hechos y/o relatos 3. Las memorias de los acusados de traición y de quienes no se ajustaron al ideario militante y se distanciaron dramáticamente de los mandatos revolucionarios, se han constituido en una memoria subterránea, no autorizada por los relatos hegemónicos sobre el pasado reciente, articulados fundamentalmente en torno a las figuras del héroe y de la víctima4. El traidor es tanto o más repudiado que los propios agentes represivos y los relatos de mujeres consideradas “traidoras emblemáticas”, más que despertar el interés por investigar los procesos de abatimiento o demolición identitaria de las personas enfrentadas a situaciones límite, provocan rechazo, silencios y reacciones de desprecio. En Chile el tema de la traición se asocia automáticamente a Marcia Merino y Luz Arce. Ambas fueron militantes de izquierda (MIR y Partido Socialista, respectivamente) que ingresaron a los centros clandestinos de tortura como prisioneras políticas, para más tarde, y luego de un proceso de quiebre, trabajar como funcionarias de los organismos represivos. Tanto Arce como Merino publicaron libros en los que dan cuenta de su experiencia: El Infierno (1993) y Mi verdad (1994). Transformadas en el símbolo de la traición, han sido acusadas de ser responsables no solo de la muerte de sus amigos y compañeros, sino también de la derrota –al menos en parte- de las organizaciones de izquierda. En los testimonios de algunos sobrevivientes aparecen representadas como la encarnación del mal y de lo abyecto; despojadas de toda humanidad, se las recuerda como mujeres que gozaban con el sufrimiento de sus pares, poseedoras de una sexualidad desatada y peligrosa (como la de las brujas o las bestias) que usaban no solo para torturar a los prisioneros sino también para seducir y complacer a los agentes represivos. “Mucho se contaba de “la Flaca”. Delgada, morena, cabellera oscura, traje verde profundo, ceñido, pasos ágiles y decididos. Semejaba una pantera Michael Pollack (2006) Memoria, Olvido Silencio. La producción social de identidades frente a situaciones limite. Ediciones Al Margen, Buenos Aires. 3

Ana Longoni (2007) Traiciones. La figura del traidor en los relatos acerca de los sobrevivientes de la represión. Buenos Aires, Argentina: Grupo Editorial Norma. 4

2

en celo. Enloquecía mientras torturaba. Seguramente, bajo el estímulo de drogas, su imaginación se desbordaba. Convertida en bestia incontrolable, un diabólico frenesí la poseía. Desnudaba su cuerpo. Pasaba sus pechos y su sexo por la boca destrozada y por el pene de los flagelados, mientras sus propios alaridos parecían excitarla aún más”5. Demonizadas, deshumanizadas y asimiladas a sus verdugos, su arrepentimiento es observado con distancia e indiferencia. La publicación de sus testimonios fue recibida con recelo por sectores del mundo de los derechos humanos y del ámbito académico e intelectual. Para Diamela Eltit, Arce y Merino son mujeres ansiosas de hacerse un lugar en los espacios tradicionales masculinos. Este rasgo aparecería como una constante en sus biografías y explicaría su condición de traidoras. Ya fuesen las altas estructuras partidarias del MIR y el PS antes del golpe de 1973, los aparatos represivos en el contexto dictatorial o, más tarde, el escenario transicional y sus fórmulas de reconciliación y neoliberalismo, en todos esos espacios y momentos históricos, ambas mujeres aparecen desplegando diversos recursos (el último de ellos, la memoria) para instalarse en los centros del poder y las lógicas masculinas dominantes. “Y más allá de cualquier relativización posible, la traición-ya lo sabemosgenera el silencio y genera, especialmente, la aversión”6. Ciertamente, el silencio y la aversión han dificultado la posibilidad de abrir una reflexión que reconozca la complejidad de la experiencia de los y las prisioneras en los campos clandestinos. Al respecto, Michael Pollak7 propone abordar históricamente el problema del silencio, poniendo atención a sus funciones y posibilidades. El testimonio depende no solo de la voluntad o capacidad de los sobrevivientes de narrar sus experiencias, sino de la existencia de condiciones sociales que las vuelvan comunicables y audibles. La frontera entre lo decible y lo indecible, entre aquello que el sujeto se confiesa a sí mismo y aquello que puede transmitir al exterior no es Mario Benavente Paulsen (2003), Contar para saber. Chacabuco, Puchuncaví, Tres Álamos 1973-1975. Santiago. 6 Diamela Eltit (2000), Emergencias, Editorial Planeta, Santiago, p. 75. 7 Michael Pollak (2006), Memoria, olvido, silencio. La producción social de identidades frente a situaciones límite; Ediciones Al Margen, Buenos Aires. 5

3

estática, de modo que los recuerdos deben esperar el momento indicado para ser expresados. Ante la imposibilidad de hacerse oír y comprender, el silencio sobre sí mismo puede incluso ser una condición necesaria para mantener el vínculo con el entorno social. La reflexión acerca de lo no dicho permite que nos acerquemos al lugar complejo de las voces y murmullos de los sobrevivientes cuya experiencia desborda los esquemas dicotómicos sobre lo sucedido al interior de los centros clandestinos. Progresivamente ha habido una mayor circulación de reflexiones que abordan desde perspectivas críticas el modo en que se entiende, recuerda y representa la traición. Desde estas miradas, la recurrencia a la traición como figura explicativa de la derrota no hace sino esconder la incapacidad y escasa voluntad de elaborar una reconsideración crítica acerca de las formas que adoptó la militancia política y militar en el Cono Sur, así como la responsabilidad de las propias dirigencias políticas en la suerte que corrieron muchos de sus militantes. Por lo mismo, los relatos de quienes habitaron la zona gris no solo desestabilizan las representaciones binarias de la víctima y el héroe, sino que nos interrogan acerca de los postulados políticos y éticos de estas experiencias de militancia8. Las representación del traidor o la traidora como un otro absoluto y ajeno, permite que “la culpa no nos toque y exorcizamos el mal que de otra manera también podría instalarse en nosotros; afirmamos nuestra inocencia. La traición señalada en el otro nos protege…””9. Luz Arce y Marcia Merino no fueron las únicas militantes acusadas de traición y colaboración. Sobre muchos sobrevivientes recae la sospecha de haberse mantenido con vida por haber “entregado” información en medio de las torturas. La culpa y la vergüenza que acompañan a la sobreviviencia, se asocia –entre otras cosas- al haberse distanciado del mandato de “no hablar”; a no haber podido cumplir los estrictos

Se sugiere revisar el trabajo ya referido de Ana Longoni y Michael Lazzara Luz Arce: después del infierno (1998), Editorial Cuarto Propio, Santiago. 8

9

Héctor Schmucler (1997) “Los relatos de la traición”, Revista El ojo mocho, n 9/10, Buenos Aires.

4

códigos de comportamiento militante: “el mirista no se asila, el mirista no habla, el mirista muere”10. En esta oportunidad intentaremos un primer acercamiento a la historia de cuatro dirigentes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) que hasta el día de hoy son recordados comos los “Huevos”, apodo que refiere de un modo despectivo a su condición de quebrados. Estos militantes fueron los protagonistas de uno de los acontecimientos más trágicos y complejos ocurridos en Villa Grimaldi11 y, por lo mismo, se han convertido en una figura controversial en la memoria del MIR y en particular del Cuartel Terranova, una memoria en que las palabras colaborar, hablar, entregar y traicionar son utilizadas profusamente. Pese a que en los últimos años la historia del MIR ha sido objeto de una enorme cantidad de investigaciones históricas, tesis, ensayos y testimonios, no existen trabajos que aborden de modo particular la historia de quienes fueron acusados de traición, delación y/o colaboración, ni de las políticas que adoptó el MIR respecto de militantes que no se ajustaron a los estrictos modelos y normas partidarias. Por lo mismo, las memorias de los propios militantes acusados d...

Life Enjoy

When life gives you a hundred reasons to cry, show life that you have a thousand reasons to smile

Get in touch

Social

© Copyright 2013 - 2019 DOCKUN.COM - All rights reserved.