BATALLA POR LA HUMANIDAD

BATALLA POR LA HUMANIDAD - doc for free download
Uploaded by: Sebastian Lobatoon
Category: Cuentos

10321 downloads 10641 Views 34KB Size

Recommend Documents


Documental La Batalla por las Ideas -Keynes
Ejercicio de la Clase de Microeconomia aplicada a las politicas públicas

La cultura marginal y la batalla por la representación
La cultura oficial es a veces desafiada por sectores populares que quedaron fuera de ciertas formas de

Batalla por el folclore
Batalla por el folclore - pdf for free download

LA BATALLA POR RESTAURAR LA ECONOMÍA DE IRAK
Estados Unidos y Gran Bretaña tienen la oportunidad de acabar con décadas de estancamiento económico en

La Batalla por Sinjar: Gran victoria contra el Estado Islámico
Breve resumen de la operación militar dirigida por las fuerzas kurdas en los distritos de Sinjar y Tal

La batalla en el monumento de batalla
Hay en el hombre una insistencia en guardar registro de los acontecimientos que marcaron su vida, y la

La Batalla de Boyacá
La Batalla de Boyacá - doc for free download

Patrimonio de la Humanidad
Patrimonio de la Humanidad - doc for free download

Aportaciones a la humanidad
Aportaciones a la humanidad - doc for free download

La Batalla de Chile
La Batalla de Chile - pdf for free download

Story Transcript


BATALLA POR LA HUMANIDAD
Gerry Lane es un antiguo corresponsal de la Comisión de Posguerra de la
ONU que vive en Filadelfia con su mujer Mireille Enos y sus dos hijas. En
una mañana cualquiera con un gran atasco en la ciudad, de repente se
empiezan a escuchar gritos. Gerry sale del coche para ver qué ocurre, pero
un policía le pide que vuelva a entrar en el coche. Segundos después ese
mismo policía es arrollado por un camión conducido por un zombie. Gerry
aprovecha que el camión abre el paso para huir con el auto junto a su
familia. Se muestra que la ciudad de Filadelfia es atacada por zombis.
Gerry junto a su familia deciden escapar de la ciudad, y en el proceso él
logra contar cuánto tiempo tarda una persona en convertirse en una de esos
zombies: 12 segundos fue lo que tardo

Gerry recibe una llamada de Thierry Umutoni, su antiguo amigo y actual
secretario general adjunto de la ONU. Este le pide que vuelva a colaborar
con la ONU para descubrir qué está pasando. A cambio le proporcionará a su
familia alojamiento seguro en un buque militar. Gerry acepta, pero antes
deberán esperar a que amanezca. Para ello deciden pasar la noche en unos
apartamentos cercanos, ya que cuando salen de un almacén (al cual
ingresaron en busca de medicinas para curar a su hija asmática) el camión
en el que huían ya no estaba. Allí conocerán a una familia de origen
brasileño. Gerry conversa con ellos tratando de convencerlos para que
escapen con él, debido a que el virus se ha expandido completamente por los
Estados Unidos, pero ellos no están de acuerdo y se quedan. El amanecer
llega y los Lane se despiden y suben a la azotea de los departamentos,
donde les espera un helicóptero. En el camino son perseguidos por zombis.
El pequeño de la familia con la que han pasado la noche, llamado Tomás,
logra huir de casa antes de que los zombis ataquen a sus padres, y puede
viajar con los Lane hacia el buque. A partir de ese momento, Tomás es
adoptado por Gerry y su esposa.

En el buque, situado a 300 Km. de la costa de Nueva York, un equipo de
científicos, médicos, profesores y militares está analizando el alcance de
la epidemia en todo el mundo. Thierry le dice a su amigo Gerry que el
presidente de los Estados Unidos murió y que el vicepresidente está
desaparecido. Un joven virólogo de la Universidad de Harvard, el doctor
Andrew Fassbach, sostiene que la plaga es un virus, cuyo origen debe ser
encontrado para desarrollar una vacuna. Debido a su experiencia como ex
investigador de la ONU, Gerry tiene la tarea de ayudar a investigar el
virus y ayudar a Fassbach a encontrar la fuente del brote. Después de que
el capitán Mullenaro amenazó con poner a Gerry y a su familia fuera de la
nave si no los ayuda, finalmente Gerry acepta a regañadientes volar a Camp
Humphreys, una base militar localizada en Corea del Sur, donde se utilizó
supuestamente por primera vez la palabra «zombi», en referencia al brote.
Antes de irse, le dice adiós a su familia y le da a su esposa un teléfono
satelital para que se puedan mantener en contacto.

Al llegar a la base con Fassbach y un equipo SEAL de escolta, son atacados
y mueren varios soldados, al igual que Fassbach, que acciona su arma y se
dispara accidentalmente. En la base Gerry habla con los supervivientes, que
afirman que los zombis se sienten atraídos por el sonido. El líder conocido
como el sargento Speke también informa a Gerry que un residente local
mordió al médico de la base y le muestra un cuarto de varios cuerpos
incinerados, donde los soldados vieron por primera vez el brote. Gunter
Haffner, un ex-agente de la CIA encarcelado por traición ya que facilitó
una venta de armamento ilegal a Corea del Norte, le afirma que el país ha
controlado eficazmente la expansión de la epidemia sacándole los dientes a
todos sus habitantes (lo que evita que los enfermos muerdan a los sanos) y
también le dice a Gerry que debe ir a Jerusalén, donde el Mossad
israelí junto al gobierno de ese país estableció una zona de seguridad
justo antes del brote de la epidemia, lo que implica que Israel podría
haber tenido conocimiento previo.

Mientras Gerry y su equipo van de vuelta al avión, son fuertemente
custodiados por francotiradores. De vuelta en el barco, Karen llama a
Gerry, sin saber su situación. El sonido del teléfono móvil atrae a los
zombis. Gerry y el piloto apenas logran escapar, pero 5 soldados mueren en
el intento de llegar al avión y Speke termina siendo infectado por un
zombi, este hecho hace que él se suicide, tiempo después Gerry junto al
piloto ven como una bomba atómica estalla, alterando por un momento la
estabilidad del avión.

En Jerusalén, Gerry conoce a Jurgen Warmbrunn, agente del Mossad, quien le
explica que meses antes esa agencia interceptó las comunicaciones de un
general del ejército de la India, quien afirmó que las tropas de ese país
luchaban contra los caníbales. Con este conocimiento y el uso de una
política implementada para impedir que Israel sea atrapada con la guardia
baja, el país se pone en cuarentena dentro de un muro. Durante la
cuarentena, Israel permite la entrada de civiles no infectados,
independientemente de su nacionalidad. Debido al canto de los judíos
religiosos y otras etnias a través de altavoces, los miles de zombis de
afuera, al escuchar el sonido, empiezan a correr y a escalar el uno sobre
el otro, logrando rebasar el perímetro del muro de contención. Durante el
caos, Gerry se da cuenta de que varios civiles son completamente ignorados
por los zombis, como un anciano y un joven con cáncer. Mientras ellos están
escapando, una soldado escolta de Gerry llamada Segen, es mordida. Gerry
amputa inmediatamente la mano a tiempo para evitar que se infecte, y logran
escapar de Jerusalén en un avión de una aerolínea de Bielorrusia, ya que el
avión donde Gerry llegó de Corea del Sur escapa sin esperarlo.

Gerry contacta a Thierry y le explica que él tiene una hipótesis sobre el
comportamiento del virus, pero su teléfono apenas tiene batería, y durante
esa breve conversación le pide a Thierry ayuda para encontrar el centro de
investigación de armas bacteriológicas. El avión se desvía a un centro de
investigación en Cardiff (Gales) para ayudar en la búsqueda de una cura.
Con el avión acercándose a la instalación, un zombi polizonte emerge del
ascensor de la cocina y comienza a contagiar a los pasajeros. Gerry toma
medidas de inmediato cuando lo descubre y comienza a hacer
una barricada hecha de maletas y el resto de los pasajeros comienzan a
ayudar. Antes de que Gerry pueda terminar la barricada, un pasajero deja
caer accidentalmente una maleta que llama la atención de uno de los
infectados. La barricada se derrumba sobre Gerry, permitiendo que los
infectados la crucen e infecten a otras personas. Cuando los pasajeros
comienzan a convertirse y a dirigirse hacia Gerry, este detona una granada
que provoca la descompresión del avión. Todos los zombis son arrojados
hacia afuera y el avión se estrella. Segen y Gerry son los únicos
supervivientes, aunque Gerry es atravesado por un trozo de aluminio.

Segen y Gerry caminan por el abandonado condado de Cardiff para llegar al
centro médico. Al desconocerse su paradero, la familia de Gerry es
trasladada a un campamento de refugiados en Freeport (Nueva Escocia).
Mientras Gerry yace inconsciente en Cardiff, en el buque militar donde iba
junto a su familia lo dan por muerto. El equipo médico del edificio de la
OMS le explica que el resto de sus compañeros de trabajo se infectaron
cuando un médico se infectó por accidente con una muestra de sangre
infectada con el patógeno. Gerry revela su hipótesis: que el infectado no
muerde a las personas que están gravemente heridas, con enfermedades graves
(H1N1,sida) o enfermos terminales, ya que serían inadecuados
como anfitriones para la reproducción viral, y se ofrece para inyectarse a
sí mismo con el patógeno de una enfermedad grave pero curable, para ver si
la idea funciona. Sin embargo, el ala en la que se almacenan los patógenos
está invadida por trabajadores convertidos en zombis. Acompañados de un
doctor, Gerry y Segen intentan abrirse paso a través de los laboratorios,
pero pronto se separan cuando Gerry distrae a los zombis para que los otros
puedan escapar. Solo, Gerry logra entrar en la cámara de almacenamiento de
patógenos y se inyecta con una muestra. Regresa con éxito al laboratorio
principal sin ser atacado, lo que demuestra que su teoría de camuflaje
funciona. Los médicos finalmente extraen su sangre infectada con el
patógeno para sintetizar una cura y luego le inyectan un antídoto para
borrar rastros del patógeno en su sangre.

Al final, Gerry vuela a Freeport (Nueva Escocia), mientras que se crea una
vacuna derivada de patógenos mortales para distribuirla por el mundo y en
aquellas ciudades que no fueron devastadas por la epidemia, y que sirve
para las tropas que luchan contra los infectados y para los que huyen de
ellos. La vacuna tiene éxito en gran parte del mundo.

Pero sin embargo este no es el final.

Apenas es el principio. Hemos perdido ciudades enteras. Aún no sabemos como
empezó. Hemos ganado algo de tiempo. Y nos ha dado una oportunidad. Otros
han aprendido a contra-atacar. Si pueden luchar háganlo. Ayudémonos unos a
otros. Debemos estar preparados para lo que sea.

Nuestra guerra acaba de empezar...

Life Enjoy

When life gives you a hundred reasons to cry, show life that you have a thousand reasons to smile

Get in touch

Social

© Copyright 2013 - 2019 DOCKUN.COM - All rights reserved.